Contrato de arrendamiento

Ejecución del contrato de arrendamiento

Es un requisito que el inquilino y el propietario celebren un contrato de arrendamiento por escrito y legalmente vinculante para la unidad de alquiler. El contrato de arrendamiento debe estar firmado y ser ejecutado por el propietario y el inquilino, y debe cumplir con todas las leyes estatales y locales. Además, el propietario debe utilizar el mismo formato de contrato de arrendamiento para los inquilinos de los Vales para la Selección de Viviendas (HCV) que se utiliza para los inquilinos que no reciben asistencia.

El contrato de arrendamiento también debe incluir el Anexo de Alquiler , palabra por palabra, según lo exigido por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD) y la PHA. El Anexo de Alquiler es la declaración regulada por el HUD sobre las condiciones de alquiler y asistencia federal en el marco del Programa de Vales para la Selección de Viviendas y la agencia pública de vivienda (autoridad) se lo dará al propietario. Si en algún momento hay diferencias entre el anexo de alquiler y el contrato de arrendamiento, las condiciones del arrendamiento se ajustará conforme los criterios establecidos en el anexo de alquiler.

El contrato de arrendamiento debe especificar todo lo siguiente:

  • Los nombres del propietario y del inquilino
  • La dirección de la unidad, incluido el número de unidad, si corresponde, y cualquier otra información necesaria para identificar la unidad contractual
  • Fechas de inicio y finalización del arrendamiento
  • El importe de la renta mensual que recibirá el propietario
  • Una especificación de qué servicios públicos y electrodomésticos debe dar el propietario, y qué servicios públicos y electrodomésticos debe aportar la familia

Una vez ejecutado el contrato de arrendamiento por ambas partes, se entregará una copia a la PHA para su aprobación. Si la PHA determina que no puede aprobar el contrato de arrendamiento tal como está escrito, se notificará al propietario sobre las correcciones específicas necesarias y se le dará un plazo para que realice dichas correcciones y vuelva a presentarlo para su aprobación.
Nunca ejecute el contrato de arrendamiento con su inquilino hasta que reciba la aprobación de la PHA para que se mude a la unidad. Los propietarios que hagan esto corren el riesgo de no recibir el pago, ya que el hogar será responsable del 100% del alquiler adeudado a partir de la fecha de firma del contrato de arrendamiento. Bajo ninguna circunstancia, los propietarios pueden exigirles a los inquilinos que firmen un contrato de arrendamiento antes de recibir la autorización de la PHA para que el inquilino se mude.

Recuerde que el contrato de arrendamiento es legalmente vinculante para la protección del inquilino y del arrendador. Los propietarios deben estar seguros de que entienden todas las responsabilidades descritas en el contrato de arrendamiento y, si hay alguna confusión sobre el papel de un arrendador de HCV, asegúrese de que esto se aclare antes de firmar el contrato de arrendamiento. Todos los propietarios deben asegurarse de guardar una copia de todo el papeleo para sus registros y consultar nuevamente estos documentos guardados para cualquier pregunta o inquietud que pueda surgir durante el contrato de arrendamiento.

Si en cualquier momento surgiera una disputa, la acción se limitará a los términos y condiciones del contrato de arrendamiento firmado. La PHA no tiene jurisdicción alguna en disputas de inquilinos y arrendadores, por lo que el contrato de arrendamiento tendrá prioridad.