El Vale

El vale: ¿Qué es y cómo se usa?

Un vale es un documento de HUD que indica que el hogar ha sido determinado elegible para participar en el Programa de Vales para la Selección de Viviendas. Esto le da al participante la oportunidad de buscar una unidad adecuada y asequible. El vale en sí no es un medio de pago; sin embargo, es prueba de la participación del inquilino en el programa.

Cuando la agencia emite el vale, siempre que los fondos estén disponibles, entrará en un Contrato de Pago de Asistencia a la Vivienda con el arrendador.

Sin embargo, la propia agencia no está obligada, y no tiene ninguna responsabilidad, ante el participante o el arrendador si no puede suscribir un contrato.

Los vales se emiten directamente al participante, no a la unidad de alquiler. Por lo tanto, si o cuando el participante se muda, el vale lo sigue. El participante presenta el vale al posible arrendador de cualquier unidad en la que solicite el alquiler. Esto sirve como verificación de su elegibilidad para recibir ayuda en el subsidio de alquiler.

En el vale, los arrendadores pueden notar una designación del número de habitaciones para las que el inquilino es elegible. El número de habitaciones del vale se utiliza para delinear el monto real de la subvención que la agencia le proporcionará al participante, según el tamaño y la composición de su hogar. Los participantes pueden buscar una unidad de alquiler que tenga más habitaciones de las que aparece en el vale, siempre y cuando esté dentro de las cantidades de pago prescritas que hayan sido determinadas por la agencia. Como se indicó anteriormente, el tamaño del vale refleja el nivel de asistencia al que el inquilino tiene derecho según su composición del hogar. Este tamaño de vale se corresponde con un estándar de pago basado en alquileres de mercado justo para una unidad de ese tamaño en su área inmediata. Si un inquilino elige una unidad que es mayor que su tamaño de vale, el monto del alquiler debe estar dentro del estándar de pago para el tamaño de su vale.

El vale también viene con una fecha de emisión y una fecha de vencimiento. Estas fechas describen el período de tiempo en el que se puede utilizar el vale. La agencia está obligada a proporcionar un mínimo de 60 días para este período de tiempo. Sin embargo, si los participantes no encuentran una unidad antes de la fecha de vencimiento, el vale quedará inutilizable. Una vez que el vale venza y la familia no haya encontrado una unidad adecuada, esta habrá perdido su oportunidad de asistencia a la vivienda y deberá volver a presentar una solicitud cuando se abra la lista de espera.

Cuando el representante del hogar firma el vale, está aceptando seguir todas las políticas y procedimientos del Programa de Vales para la Libre Selección de Vivienda. Debe leer el vale en su totalidad, ya que enumera todas las obligaciones del programa.

Como arrendador, también querrá asegurarse de estar al tanto de todo lo que se le solicita, y tomar las medidas necesarias para permanecer en cumplimiento.