¿Qué es el Programa de Vales para la Selección de Vivienda?

¿Qué es el Programa de Vales para la Selección de Vivienda?

El Programa de Vales para la Selección de Vivienda es el mayor programa de asistencia en alquiler financiado por el Gobierno Federal de los Estados Unidos y proporciona asistencia en materia de vivienda a familias de bajos ingresos, ancianos y discapacitados.

Cuando se determine que un hogar es elegible para participar en el programa, se le emitirá un vale. Este vale ofrece la oportunidad para que los participantes busquen y elijan viviendas en el mercado privado, siempre y cuando esa unidad de alquiler cumpla con los requisitos del programa.

Estos vales están regulados por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los EE. UU. (HUD) y administrado por agencias locales y regionales de vivienda pública (PHA). Las autoridades de vivienda son responsables de cumplir las normas establecidas por el HUD en la emisión y gestión de los vales y el programa.

Un participante al que se le ofrezca un vale para la selección de vivienda es responsable de encontrar una vivienda adecuada donde el propietario acepta recibir el subsidio (vale) y cumplir con todas las políticas y procedimientos del programa.

El participante podrá seleccionar una unidad dentro de la jurisdicción de la agencia de vivienda. O si lo prefiere, puede elegir una unidad de alquiler en la jurisdicción de otra agencia también. Cuando el participante selecciona una unidad en otra jurisdicción, esto se denomina portabilidad. Existen restricciones a la portabilidad que pueden no permitir una mudanza inmediata; sin embargo, vamos a entrar en más detalles al respecto más adelante en la capacitación .

La unidad de alquiler elegida como parte del programa puede incluir viviendas unifamiliares, casas adosadas, condominios o apartamentos. En algunos casos, podría aprobarse la unidad de alquiler actual del participante, pero hay algunas restricciones con respecto a esto.

Antes de ser aprobadas para la ejecución del arrendamiento, todas las unidades deben ser inspeccionadas por un especialista en vivienda certificado y deben cumplir con los estándares mínimos de salud y seguridad, según lo determinen el HUD y la Agencia de Vivienda.

Una vez aprobada la unidad, el arrendador deberá celebrar aprobar un contrato de arrendamiento con el arrendatario antes de ocupar la unidad. El contrato de arrendamiento deberá enviarse en la autoridad de vivienda para asegurarse de que incluya toda la información requerida por la ley y luego se mantenga en el expediente.

A continuación, la Agencia de Vivienda concluye un acuerdo con el arrendador. Este es el Contrato de Pagos de Asistencia a la Vivienda (HAP). Este contrato permite que se realicen pagos directos al arrendador por el monto contratado.

El participante es responsable de pagar la diferencia entre el monto total del alquiler y el monto del pago de la asistencia a la vivienda directamente al arrendador, según lo determinado por los términos del contrato de arrendamiento.


El pago de la asistencia a la vivienda se realiza mensualmente al arrendador mientras el participante permanezca en la unidad y tanto el inquilino como el arrendador cumplan con los requisitos del programa.